Lo viví en Lourdes…

Los cuatro días en Lourdes han sido unas horas para reflexionar sobre mí misma y el mundo entero mientras una escuchaba la palabra de Dios en todos los idiomas.

 

Gracias a la posibilidad de ayudar a enfermos que vienen a Lourdes porque solo les queda la fe de ser curados en las aguas que manan constantemente de la gruta, me he acercado a testimonios de tristeza, cansancio, pero, sobre todo, esperanza.

 

Es más, es una oportunidad perfecta para practicar el francés continuamente.

 

En resumen, una experiencia muy bonita pero agotadora, cercana a Dios para todas las generaciones y países.

 

Irene

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s