Lo viví en Lourdes…

Hoy 20 de julio me encuentro volviendo a España, después de un viaje lleno de risas, aventuras, descubrimientos, fe y sobretodo solidaridad. Si estás dispuesto a anteponer las necesidades de los demás a las tuyas, si quieres descubrir cuál es tu vocación, si quieres viajar y descubrirte a ti mismo; este es el voluntariado que buscas.

Quizás las cosas no siempre estén planeadas o ni siquiera salgan como lo pone un papel llamado calendario, sin embargo, siempre habrá algo o alguien que tirará de ti hacia adelante. No puedes ir con una mentalidad cerrada, pues nunca sabrás lo que puede suceder. Cada momento, cada día, cada cuesta y cada bajada recorrida merecen la pena, y lo diré siempre. Yo soy una persona a la que le gusta la planificación y las cosas bien sujetas a la tierra, pero a veces hace falta levantar un poco los pies para apreciar lo que normalmente pisamos. ¿Que a qué me refiero? Bueno, pues si he de explicarlo empezaré desde el principio.

El lunes 16 de julio partimos de Madrid a Toulouse. Al llegar a la estación de la ya nombrada ciudad francesa nos encontramos con un contratiempo, la lluvia. Las vías quedaron inundadas y no podíamos coger ningún tren. Pasaron horas y horas en las que buscamos miles de alternativas al tren para llegar a Lourdes. En ese tiempo, pudimos ver cómo cada uno de nosotros ponía el alma en intentar salir de allí. Ninguno decayó en su misión, y todos nos dimos apoyo los unos a los otros. A pesar de no conocernos demasiado unimos nuestras fuerzas y reforzamos los lazos que trazamos al comenzar esta experiencia.

Tras un día casi perdido conseguimos que un autobús nos llevara a Lourdes y creo que todos nos unimos en un único pensamiento, ” descanso”.

Todos recordaremos ese momento de caos como algo que nos acercó a una amistad duradera.

Los días pasaron volando después del incidente. Nos levantábamos prontísimo y comíamos a unas horas poco comunes para mi estómago, a veces nos hartábamos de calor y otras nos quejábamos de la lluvia. Pero no era en balde, pues al ayudar a los enfermos se nos olvidaba todo lo sufrido. Observar cómo aquellas personas decían breve y repetidamente la palabra “merci” y sonreían, me hacía pensar que por poco que pareciera mi ayuda, los enfermos lo agradecían siempre.

Uno de los problemas que teníamos la mayoría era el idioma, el no poder atender las demandas de aquellas personas. Aunque como decían las monitoras: “Una sonrisa, una caricia o un gesto de amor, siempre será más que una buena frase”. Y es más que cierto porque muchas personas no podían hablar, o tenían dificultad para ello. Desde tiempos prehistóricos hemos sido capaces de establecer un lenguaje de signos mediante el cual comprender lo que el otro ser trata de expresar. ¿Por qué no íbamos a poder comunicarnos también?

Otro aspecto a destacar, es la fe que tiene la gente. Ver sus rostros iluminarse o emocionarse al pasar por la gruta, o la cantidad de gente que acude a la “Procesión de las antorchas” a pesar de que diluvie, es impresionante. Y también, ver la esperanza que tienen para curarse o cumplir el deseo que tanto anhelan.

Quizás mi viaje no fuera encaminado hacia lo religioso, pero si he aprendido mucho sobre ello.

En conclusión, ha sido un viaje muy lucrativo y enriquecedor a nivel personal. He visto a gente de muchas culturas distintas, he oído experiencias y deseos de todo tipo, y he podido comprender por qué son tan importantes los voluntarios. Así que por muchos inconvenientes que hayan podido surgir el viaje, ha merecido mucho la pena y espero repetir más veces.

Julia García Rodríguez

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s