Cuando el silencio “habla”

Hna. Josefa Lanseros (Zamora- España). Comunidad de Ciudad de México

Conversando con Hna. Josefa
Cuando el silencio “habla”


– Cuando me entregué al Señor en mi Profesión Religiosa hace 64 años, me puse en sus manos, hoy me siento en sus manos y en esas manos quiero continuar.
Mi misión, siempre tuve claro que era servir, he intentado servir y hacerlo con generosidad.
Me gusta trabajar donde se pueda servir a los más necesitados, en silencio…
Así es Sor Josefa una persona que pasa o está en los distintos lugares en silencio; pero su marca es paz, sosiego, gozo, unidad… se perciben los frutos del Espíritu, porque el Espíritu de Dios está con ella y lo manifiesta.
Sor Josefa nada más hacer la Profesión Religiosa, como Hermana del Amor de Dios fue destinada a Cuba donde estuvo alrededor de 24 años. De Cuba saltó a México y allí continúa con sus 87.
En México ha seguido sirviendo como educadora en nuestros colegios y en la pastoral de la comunidad cristiana, donde acompañaba a los sacerdotes hasta los distintos “ranchos”, ayudando en las celebraciones, agrupando a los niños para hablarles de Jesús y del Evangelio, preparándolos para recibir los sacramentos. Hoy sigue escuchando mucho a las personas, visitando enfermos y llevando la paz y el gozo de la fe y la ayuda a los muy necesitados.
Su ilusión, vuelve a repetir, es servir en silencio al Señor en los hermanos, donde sea necesario, sin miedo, no le importa si llega el momento de dar la vida por AQUEL que la llamó.
Me dice que repite muy a menudo una plegaria a María, que ella dirige a Jesucristo:

Soy tuya para siempre, Señor mío,
te entrego el corazón
pidiéndote la gracia
de que nunca renuncies a este don.
Si acaso en un momento de locura
lo llego a reclamar
dime Jesús que es tuyo para siempre
y no lo quieres dar.
Y si ciega insistiera en mi demanda,
antes que devolverme el corazón
arráncame la vida Señor mío,
pero nunca renuncies a este don.

Sor Josefa en su sencillez, transmite paz, serenidad, gozo, agradecimiento por el don de la fe, por su vocación religiosa, por poder servir en silencio a quien lo necesita.

 

 

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s